Connect with us

Comuna 7

Una caída sin respuesta

Published

on

Una vecina de 76 años de edad tropezó con una bicisenda rota en Balbastro y Bonorino y se quebró la muñeca. Tres meses después, aún aguarda la respuesta de la Comuna N° 7 a sus reclamos.

La historia que te vamos a contar es la de María Ester, una viuda de 76 años de edad que vive en la calle Balbastro al 2.300, pero podría ser la historia de tu mamá, de tu abuela o de cualquier persona que circule por determinadas zonas de la Ciudad de Buenos Aires donde el estado del espacio público carece de mantenimiento y provoca accidentes a los vecinos y vecinas.

El 10 de febrero fue a sacar la bolsa de basura al contenedor, que describe como “sucio, roto, con un olor nauseabundo y que cada vez esta más lejos de donde vive”. En ese trayecto, María Ester tropezó con pedazos de piedras de una bicisenda que está rota, se cayó y se fracturó la muñeca izquierda, además de sufrir diversos golpes en la cadera y en el rostro.

La vecina afirma que el paso de los camiones y los colectivos por esa zona deterioraron la infraestructura de la bicisenda, que aparte está hecha con material de mala calidad. El accidente le significó que le colocaran un yeso en la guardia del Hospital Piñero. El diagnóstico fue de “desplazamiento de la muñeca” y el 17 de marzo la operaron la localidad de San Martin por su obra social, Unión Personal.

Actualmente, está en proceso de rehabilitación y kinesiología, servicio que lo tiene que abonar por su cuenta, debido a que “no hay turnos disponibles” en los servicios públicos para realizarse esta práctica, sumado a las dificultades propios de una persona de 76 años para movilizarse. Aparte, también le tiene que pagar a un persona para que la bañe y le haga la comida porque no puede con un brazo solo.

María Ester dijo en diálogo con LC7: “Fui absolutamente perjudicada en mí derecho subjetivo y en mí interés legítimo, además de sumamente afectada económicamente”. Y con pesar y tristeza, afirmó: “Quedé mal, atemorizada, me desconozco cómo estoy. Soy grande, necesito tranquilidad. Si hubiese estado la calle en condiciones, no me hubiese pasado esto”.

Ante esta situación, se comunicó con el comunero Julián Cappa, que derivó el reclamo en la Comuna N° 7. Desde allí, se comunicaron y abrieron un expediente. Desde la comuna hicieron un relevamiento y le respondieron el 4 de marzo: “Hay un cordón de la vereda que, pienso que es ahí donde te caíste. Y el tacho, no creo que pongan otro porque el tacho estaba limpio. Van a sacar todos los escombros, todo liso, para que nadie se caiga”.

Luego, nunca más. Indignada, María Ester contó: “Me llaman y me dicen que sacaron fotos en Balbastro al 2.300. Pero no a la bicisenda, al cordón. Yo les afirmé que fue en la bicisenda, las piedras de la bicisenda. Siento que se están burlando de mi. Nunca más nada. La gente del barrio lo invitó a Federico Bouzas a que vea el estado de los espacios públicos. Vino, y no han hecho nada. Solo vienen a cortar el pasto”. 

“Quiero que saquen la bicisenda, está mal hecha, con material de cuarta, no quiero un resarcimiento económico. Pasa una bicicleta por mes, no sirve para nada. Además, en el medio del barrio hay un camino entrando por Bonorino que es un peligro, es un camino que está lleno de pozos y cada vez que llueve se inunda. También reclamamos en forma colectiva su puesta en condición y nada”, indicó María Ester, esperando una solución.

Leer nota completa en: www.lacomuna7.com.ar

Trending