(www.comuna8.com.ar)

El Gobierno de la Ciudad fue habilitado por la Legislatura a iniciar la demolición del edificio conocido como “Elefante Blanco”, situado en un predio de Villa Lugano, y la construcción de un ministerio en ese espacio, una obra que comenzará a fin de mes y es resistida por los vecinos del lugar.

La ley -que fue impulsada por el Ejecutivo porteño- recibió una sanción definitiva durante la sesión ordinaria de ayer con 36 votos a favor de los bloques del oficialismo, el Partido Socialista Auténtico, el Peronista y Corriente Nacional de la Militancia; 10 en contra del Frente para la Victoria y nueve abstenciones de Evolución.

La iniciativa propone una modificación en la norma urbana que registra el predio donde está situado el antiguo edificio, sobre Piedra Buena al 3200, ya que esos terrenos no están autorizados por catastro para la radicación de dependencias gubernamentales.

El cambio de zonificación era necesario para el arranque de la obra, aunque el inicio de los trabajos está supeditado al resultado al que llegue una “mesa de diálogo” conformada por la justicia local para dar una solución habitacional a las personas que residen en las viviendas precarias pegadas al emblemático edificio.

Ese espacio está encabezado por la jueza Elena Liberatori -quien ordenó al Gobierno porteño abstenerse de desalojar a las familias durante el tiempo que se reúna la mesa-, el Ministerio de Desarrollo Humano, el Ministerio Público de la Defensa y la Asesoría Tutelar.

Puntualmente, la ley sancionada por la Legislatura plantea la creación de la manzana en cuestión como “Distrito U52” dentro del Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad, lo que posibilitará la construcción del Ministerio de Desarrollo Humano.

La futura sede tendrá planta baja y tres pisos, asentados sobre una base de terreno de 4.360 metros cuadrados y donde se prevé desarrollar 18.000 metros cuadrados de construcción y terrazas verdes que albergará a mil personas.

En tanto que, de manera paralela, prevé la demolición de la estructura del “Elefante Blanco”, que data de hace más de 80 años.

El edificio que será destruido “a pico y pala” fue proyectado en la década de 1930 para atender a enfermos de tuberculosis, pero en 1955 la obra quedó interrumpida. Tiene una superficie de 62.600 metros cuadrados, distribuidos en 14 pisos, un nivel de basamento y dos subsuelos.

En la ley se incluyó un artículo ausente en la redacción original, que involucra a los vecinos del lugar a participar en la “mesas de trabajo” para estar al tanto de las obras de urbanización y mejoras de la Villa 15.

Para el legislador del Agustín Forchieri, la obra “representa un paso más para que la Ciudad sea una sola, integrada y sin barreras”, en tanto que su compañero de bancada, José Luis Acevedo, sostuvo que “se podrá dar inicio a una de las tareas de integración urbana que se suma a la revolución en infraestructura social”.

Por su parte, el legislador Juan Francisco Nosiglia, que se abstuvo en la votación, dijo: “Estamos de acuerdo con la necesidad de demoler el Elefante Blanco, pero no con la decisión del Ejecutivo de construir un Ministerio, porque ese predio debe servir para un proyecto de viviendas al servicio de los vecinos de Villa 15”.

Según fuentes del gobierno porteño, la construcción de la sede oficial estará acompañada por un plan de infraestructura en el entorno del viejo edificio, tareas que demandarán una inversión de más de 100 millones de pesos para las manzanas aledañas que incluirán el trazado de calles, redes cloacales, pluviales y agua corriente, junto con el soterramiento de la red eléctrica y de fibra óptica. Sin embargo, vecinos de la zona afectada por la obra cuestionaron la iniciativa al asegurar que aún permanecen más de 500 personas viviendo en el espacio que rodea al antiguo edificio que va a ser demolido.

Romina Vargas, delegada, señaló que “vienen al barrio y nos dicen que tenemos que irnos de nuestras casas, pero si bien todos tenemos la disposición de hacerlo, no va a ser en estas condiciones”.

“Vamos a pelear por nuestras casas de ser necesario porque yo luché 15 años para tener mi casa y ahora nos vienen a ofrecer montos que no nos alcanzan para nada”, expresó Miriam, quien tiene dos hijos. Adiós al Elefante Blanco * fue publicado por Coordinadora Barrial Comuna 8.

Ver articulo completo en : www.comuna8.com.ar