Gracias a una investigación de la Policía de la Ciudad se clausuró un bar donde se obligaba a ocho mujeres a ejercer la prostitución. Los dueños del lugar, dos hermanos de nacionalidad peruana, fueron detenidos.

La Policía de la Ciudad llevó a cabo una investigación que determinó que en un bar, ubicado en la calle Carlos Pellegrini al 800, se practicaba la prostitución. Por tal motivo se llevó a cabo un allanamiento y se liberó a ocho mujeres que eran explotadas y regenteadas por dos hermanos. Ambos encargados del local fueron detenidos.

Personal de la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad llevó a cabo una investigación en un local de Retiro por una denuncia de prostitución, que determinó que los hombres captaban y traían a las mujeres para explotarlas sexualmente con el objetivo de ganar dinero.

Con la colaboración de la Dirección Nacional de Migraciones, la Oficina de Rescate y Acompañamiento de Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales y la Agencia Gubernamental de Control (AGC), la Policía de la Ciudad allanó el lugar y liberó a ocho mujeres que trabajaban allí. Todas fueron identificadas y entrevistadas por asistentes de la Oficina de Rescate.

Asimismo, los dos hombres que las regenteaban, ambos de nacionalidad peruana de 37 y 26 años, fueron trasladados a la alcaidía 1 bis de la Policía de la Ciudad.

Por su parte, el local fue clausurado, tanto por orden del Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 23 a cargo del Dr. Circo, como por la AGC.

En el operativo se secuestraron gran cantidad de juguetes eróticos, cajas de preservativos, geles íntimos, nueve teléfonos celulares, dinero en efectivo, anotaciones de los servicios sexuales prestados por las mujeres y el contrato de locación del lugar.

Leer nota completa en : www.noticiascapital.com.ar