El 9 de marzo de 1812 llegó al puerto de Buenos Aires la fragata inglesa George Canning. Traía a bordo a muchos personajes que harían historia en América. Entre ellos viajaba José  Francisco de San Martín, quien regresó a estas tierras,  para dar comienzo a su plan de liberar a América del yugo español y no se imaginaba que seis meses después estaría casado en Buenos Aires. #JosedeSanMartin #RemediosdeEscalada #Gral.SanMartin #MabelCrego
Mabel Alicia Crego
Vecina de Barracas
[email protected]

San Martín ya traía en carpeta sus planes libertadores. Pero en Buenos Aires, de donde había partido cuando tenía 6 años, era un perfecto desconocido.

El que le abrió la puerta de la sociedad porteña a ese militar de carrera formado en España, de gran presencia, inteligente, alto, circunspecto, reservado y hasta un tanto desconfiado, fue Carlos María de Alvear, quien había llegado con él y con quien compartía los mismos planes emancipadores.

Fue en una de las tertulias de los Escalada o en lo de Mariquita Sánchez de Thompson donde el teniente coronel, de 34 años, conoció a María de los Remedios. Los únicos encantos de José de San Martín eran su facilidad para el baile y cantar y tocar la guitarra.

Al conocer a José FranciscoRemedios se deslumbró a tal punto, que rompió el compromiso que tenía con el Capitán Gervasio Dorna, un joven de 22 años, que se alistó para combatir a los dieciséis años en la invasión inglesa de 1807 y una vez lograda la Reconquista, se sumó a la Legión de Patricios bajo órdenes de  Cornelio Saavedra.

Gervasio estaba perdidamente enamorado de Remedios de Escalada, la adolescente que fue descrita como «una niña de clara piel transparente, frágil, no muy alta, delgada, cabellos oscuros y de poca salud«. Seguramente los padres de la chica vieron con buenos ojos esa unión, que enlazaría a dos familias respetables  y de alcurnia de la vieja aldea. A las mujeres se las preparaba para el matrimonio desde los 12. Criada para desposarse con un hombre de fortuna y linaje, Remedios se rebeló contra las normas imperantes y se casó con un soldado, detestado por la familia.

Como consecuencia de la rotura de su noviazgo, Gervasio Dorna, abatido prefirió abandonar Buenos Aires y enlistarse en el ejército de Belgrano. Moriría en el combate de Vilcapugio, el 1 de octubre de 1813.

MinuéEl padre de Remedios, Antonio José Escalada, organizaba reuniones y tertulias.  Era imposible hacer política en aquel tiempo, si uno no lograba ser invitado a lo de los Escalada. San Martin fue presentado por Carlos María de Alvear en lo de los Escalada, y ahí fue cuando Remedios, esa muchachita de 14 años quedo cautivada con su personalidad,  galantería y seducción, solo tuvo ojos para él, que era todo un hombre de 34 años.

Don Antonio Escalada, tenía debilidad por  su hija y complacía todos sus deseos, accedió a que se rompiera el compromiso y asumiera uno nuevo, con ese teniente coronel, con deslumbrante y atractiva personalidad, morocho, fuerte, enigmático y con marcado acento español.

Su esposa Tomasa de la Quintana, nunca aceptaría a San Martín, pero la voluntad de las mujeres en esos tiempos no era considerada, y los novios comenzaron a  verse frecuentemente, siempre con disgusto de ella, que lo consideraba  un plebeyo militar, un advenedizo.

Finalmente el 19 de septiembre, la pareja recibió las bendiciones del padre Luis Chorroarín en la Catedral y el casamiento se celebró el 12 de noviembre de ese mismo año, la luna de miel la pasaron en una quinta en San Isidro.

Pero muy pronto, en enero del año siguiente, San Martín partió hacia San Lorenzo.

Algunos autores toman como fecha del casamiento el 12 de septiembre en Ntra. Sra. de la Merced y otros en la Catedral Metropolitana. Los padrinos fueron Carlos María de Alvear y su esposa Carmen de la Quintanilla.

Según John Lynch…el 12 de septiembre se lleva a cabo el casamiento en Nuestra Señora del Rescate (textual) con permiso de las autoridades civiles. El 19 de septiembre tuvo lugar una ceremonia más grande en la Catedral, misa nupcial y comunión, en la que la pareja fue cubierta con una misma mantilla blanca para celebrar su unión”…

Remedios de EscaladaSegún una biografía de Remedios de Escalada escrita por Florencia Grosso dice: 

Se acostumbraba en la época que la ceremonia de bodas, más compleja que la actual, tuvieran dos protocolos que formalizar.

El primero llamado también “depositorio” o esponsales, que en este caso se realizó en 12 de septiembre. Los novios se comprometen en él a contraer matrimonio de acuerdo a la orden y disposiciones de la Santa Iglesia, expresando su consentimiento, por palabras o señales y es en esencia, el sacramento del matrimonio.

Se realiza en forma privada asistiendo solo la familia, padrinos y testigos.

En el segundo llamado “de velaciones”, el párroco oficiante bendice solemnemente a los contrayentes en nombre de la Iglesia para mayor gloria de Dios. La “velación” consistía en cubrir la cabeza de la novia y los hombros del novio, con un velo o cinta blanca como símbolo de la indisoluble unión de los esposos.

Se realizó el 19 de septiembre y en la ceremonia con misa de esponsales, a las Velaciones concurren, además de familia y padrinos, varios invitados  que visten de color las naves de la Catedral”.

Acta de Casamiento de Remedios y San Martín

Mabel Alicia Crego
Vecina de Barracas
[email protected]
Fuentes:
  • Remedios de Escalada de San Martín su vida y su tiempo  – Florencia Grosso, F.1999:113.
  • Aportes de John Lynch
  • Biografía de Remedios de Escala –  Florencia Canale (descendiente en sexta generación de Remedios Escalada)
  • “Retrato de Remedios Escalada de San Martín”. Medio cuerpo. Miniatura sobre marfil. Autor: Anónimo. (Medida: 59 x 75 mm). Donación de Remedios Oromí de Acosta, 4-VI-1909 (Foto izq.).
  • “Retrato de Remedios Escalada de San Martín”. Busto. Miniatura sobre marfil. Autor: Carlos Durand, Mendoza, 1817. (Medida: 48 x 60 mm). Donación de los herederos de Federico N. Terrero, 10-IV-1923 (Foto der.). (Sic) (Museo Histórico Nacional)

(Visited 44 times, 5 visits today)

Leer nota completa en : www.barriada.com.ar