El exministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni criticó en declaraciones radiales a El Destape la condena a 12 años de prisión impuesta al empresario patagónico Lázaro Báez por lavado de dinero proveniente de la corrupción y pidió “un gesto político” para evitar “una pueblada”.

Zaffaroni se sumó así a Oscar Parrilli, quien ayer criticó la resolución judicial y la atribuyó a una cuestión racista. “A Lázaro lo condenan porque es morocho, porque es de tez oscura, porque era amigo de Néstor Kirchner, porque no forma parte del círculo de poder que integran los empresarios top de la Argentina”, dijo Parrilli.

El actual juez internacional viene diciendo que es necesario una amnistía para los presos políticos que, según su visión, son los condenados por corrupción en el gobierno de Cristina Kirchner. En este sentido, el magistrado volvió a pedir la amnistía para ellos y criticó que el «lawfare es impulsado por un grupo de 20 personas que ocupan cargos estratégicos en la estructura de Comodoro Py”.

crédito: Tiempo Judicial

“La condena a Lázaro Báez incluye varios mensajes. No sé si a Cristina en forma particular, pero obviamente el aparato sigue intacto y operando. ¿Hasta dónde va a llegar? No sé. Se sienten omnipotentes. En algún momento van a llegar a hacer barbaridades y eso va a provocar una reacción pública. Si se piensa en eso como táctica, es peligrosa. Habría que hacer algo antes. Es una decisión política”, analizó Zaffaroni.

Y completó: “Algo habrá que hacer porque si no se hace, el pueblo saldrá a la calle, cosa que no me gusta y que habría que evitarlo; esta escalada fundada en una sensación de omnipotencia en base a la falta de cintura política va a producir una pueblada”.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar