El jefe de bloque de Cambiemos en el Senado apuntó contra el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, por retener sin su consentimiento a personas contagiadas o aisladas por casos de Covid-19 con síntomas leves en el centro de aislamiento del estadio Cincuentenario provincial. Esta semana recrudeció el conflicto con la presentación del hábeas corpus y ahora de una cautelar ante organismos internacionales.

«Tiene por objetivo revertir las groseras violaciones a los derechos fundamentales de las personas que permanecen aisladas y terminar con las amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de integridad de los formoseños para que puedan realizar la cuarentena en sus domicilios», expresó el senador vía Twitter anunciando que presentó junto al diputado Mario Negri una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según describen en la presentación los legisladores radicales, en dichos centros de aislamiento “no se cumplen con las condiciones mínimas de salubridad, higiene y confort, además de no realizar un efectivo aislamiento entre pacientes contagiados y contactos estrechos que podrían no estar contagiados, lo que facilita el contagio de la enfermedad”.

Los legisladores sostienen que se vulneran los derechos a la vida, a la salud, a la integridad personal, a la libertad personal, a la privacidad y los derechos del paciente, además de conculcarse la libertad de circulación y residencia.

HÁBEAS CORPUS

El senador de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, presentó junto a otros letrados un hábeas corpus colectivo y correctivo al cual accedió Tiempo Judicial porque entienden que en su provincia las personas son llevadas a los centros de aislamiento “sin su consentimiento, en contra de su voluntad, o sin hacerle saber que tienen otras opciones”, por lo que ven restringida su libertad. VIDEO.

 “En Formosa nadie va a querer hisoparse por temor a quedar privado de su libertad”, aseguró Naidenoff quien agregó que el gobierno de Insfrán está “absolutamente convencido” de que la única manera de controlar o mitigar los efectos del virus es bajo el control y la presencia estatal, y que descree de la responsabilidad individual de los formoseños. Según su testimonio, hay un Estado “policíaco que te asfixia” a tal punto que “nadie se va a querer hisopar por temor a quedar privado de su libertad”.

A las críticas se sumó Elisa Carrió criticó vía Twitter que “hay una gravísima violación de los derechos humanos” en Formosa. “Cualquier persona en nombre de otra, de cualquier jurisdicción del país que deba viajar a Formosa por razones graves, como puede ser el padecimiento o el pronto fallecimiento de un familiar, puede interponer y debe interponer un hábeas corpus, ya que no se puede ir hasta Formosa para interponerlo. Lo puede hacer en cualquier jurisdicción federal del país. A esta altura esto no es competencia de la Justicia provincial, sino que estamos en el marco de violaciones de derechos fundamentales en materia de libertad física de las personas, que corresponde a cualquier jurisdicción y cualquier juez es competente”, concluyó Carrió.

Hábeas Corpus

La presentación judicial a la que accedió Tiempo Judicial y realizada por el senador opositor tiene como objetivo pedir la liberación de al menos 250 personas que fueron alojadas en el Estadio Cincuentenario formoseño por ser casos positivos leves o de contacto estrecho. 

El hábeas corpus colectivo precisó que “no se respetan las mínimas condiciones de higiene y salubridad ni las recomendaciones sobre el aislamiento efectuadas por el ministerio de Salud de la Nación”.

La presentación explica que el primer motivo de la presentación de hábeas corpus es que “las personas son llevadas a dichos centros sin su consentimiento, en contra de su voluntad o cuanto menos sin hacerle saber que tienen otras opciones, por lo cual constituye sin duda alguna restricciones a la libertad de las personas que quedan bajo la esfera de tutela de este remedio procesal”.

Y el segundo motivo es que “frente a cualquier intento de rechazo de la internación» en dichos centros se activa la “amenaza que en caso de desobediencia serán imputadas en orden al delito del artículo 205 del Código Penal y – en consecuencia – también privadas de su libertad con carácter de cautela penal, lo cual torna a esta acción de habeas corpus como la vía ineludible”.

“Existe una limitación inconstitucional de la libertad individual, pero además existe también una amenaza a dicha libertad para quienes no acepten este régimen carente de toda razonabilidad desde el punto de vista sanitario”, agregaron los letrados que presentaron la medida con el apoyo del senador Naidenoff.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar