Floresta tiene ese «no sé qué» que la hace inolvidable.

Su señorío, su impecable arquitectura, de un barrio hecho con alma y sabiduría, donde sus cimientos quedaron en el dibujo eterno de la historia imborrable.

   GST

(Visited 1 times, 1 visits today)