(www.eladanbuenosayres.com.ar)

El día 27 de febrero llegará a la Ciudad de Buenos Aires la BICICLETEADA desde Jáchal, pueblo sanjuanino de 10.000 habitantes gravemente afectado por los derrames de cianuro de la mina Veladero, operada por la transnacional Barrick.

Los integrantes de la “Asamblea Jachál no se Toca” recorrerán 1.400 km en defensa de la Ley de Glaciares, en defensa de la vida. La misma distancia que recorre el agua de los Glaciares de los Andes hasta el mar Atlántico nutriendo y dando vida y producción a su paso por todo el país.

NECESITAMOS APOYO REAL, NO SOLO VIRTUAL

Funcionarios de la actual gestión han manifestado la intención de modificar negativamente la Ley Nacional de Protección de Glaciares para reducir las áreas protegidas y así favorecer a las grandes transnacionales, para que avance la explotación minera. ¡No debemos permitirlo! Los glaciares y el área periglacial constituyen una vital reserva y fuente de agua dulce; un bien común al que todos tenemos derecho, más allá de los orígenes provinciales o los intereses corporativos.

La ley de glaciares fue aprobada en 2010, y constituye un hito fundamental en la protección de nuestros recursos hídricos y la defensa del ecosistema de la cordillera de los Andes, hoy amenazados por el avance de la megaminería. Su sanción fue un triunfo colectivo: ésta expresó tanto el avance de las luchas socioambientales protagonizadas por diferentes Asambleas Ciudadanas, Ongs ambientalistas y sectores académicos, como el compromiso de legisladores/as conscientes del carácter depredador y expropiatorio que han adquirido las actividades extractivas en nuestro país.

Una de las claves de esta ley es su artículo 2 que delimita el ambiente periglacial, protegiendo estas zonas, fundamentales en el ciclo de producción del agua dulce, de la operación de las megamineras. El cumplimiento de esta ley impedía el establecimiento de los emprendimientos megamineros y el uso indiscriminado de recursos hídricos para los millones de litros diarios que necesitan para realizar sus tareas extractivas.

Hoy, como en 2010, el gobierno nacional y gobernadores promineros, pretenden engañar a la sociedad diciendo que esta ley implica una definición muy amplia de la zona periglacial. Pero lo cierto es que, en su artículo 6, la ley prohíbe diversas actividades -no sólo la minería- en una muy pequeña porción de nuestro territorio.. A escala nacional, puede estimarse que la ley sólo protege en torno al 1% del territorio argentino. Y es sobre ese 1% que protege la ley contra el cual lanza su ofensiva prominera el gobierno.

Desde su aprobación, la Ley de Glaciares ha sido constantemente vapuleada y obstaculizada, impidiendo su aplicación plena y efectiva. Por ejemplo, de haberse aplicado, no se hubiesen producido los tres derrames de cianuro de la mina Veladero que contaminaron 5 ríos, pues ésta debería haber sido clausurada por encontrarse dentro del ambiente periglaciar.

En realidad, lo que el gobierno y las empresas quieren ocultar es que existen más de 40 proyectos mineros de gran escala que colisionan con la ley y que podrían llevarse a cabo si logran su modificación a medida, reduciendo su zona de protección. Ello generará graves e irreversibles impactos ambientales sobre nuestras cuencas hídricas y daños irreparables en la vida de los pueblos.

Ante la impunidad de Barrick y la complicidad gubernamental, la Asamblea “Jáchal No Se Toca” viene sosteniendo un acampe de protesta en la plaza central de su pueblo, desde el derrame de cianuro del año 2015. Y ahora, en medio de este difícil contexto, se realiza la gran bicicleteada atravesando gran parte del país, desde Jáchal hasta la Ciudad de Buenos Aires, en defensa de la Ley de Glaciares y las fuentes primarias de agua para todo el país.

Necesitan el acompañamiento y solidaridad de todos/as. Necesitamos recibir al pueblo de Jachal el próximo 27 de febrero en el Congreso nacional con toda nuestra mejor energía: con cantantes, artistas, activistas de todo tipo; organizaciones sociales y políticos/as comprometidos en la defensa de nuestras fábricas de agua.

 

 

Leer nota completa en : www.eladanbuenosayres.com.ar