El juez de la Corte Suprema de la Nación, Horacio Rosatti, analizó en la grieta que divide a una parte de la sociedad argentina, al Poder Judicial, entre otros temas durante un reportaje con el periodista Edi Zunino realizado en el programa “En el Barro” en el canal You Tube.

“La grieta muestra una incapacidad para comprender al otro, que se puede ser diferente. Las sociedades que progresan son las que entienden que se puede ser diferente y distinto, si no se compromete la convivencia con actos de violencia. A veces le llaman tolerancia, yo prefiero llamarle respeto por el otro. Que el otro sea diferente no complica mi identidad, salvo que tenga un complejo de inferioridad. Si yo no sé quién soy y tengo inseguridades, (veo) al que es diferente como si estuviera queriendo venir por lo mío”, explicó Horacio Rosatti, actual juez de la Corte Suprema, constituyente en 1994 y ex ministro de Justicia de la Nación de Néstor Kirchner sobre la “grieta”.

Su designación

“En el Senado tuve la mayor cantidad de votos que un juez puede tener para llegar a la Corte. Creo que se ponderó la capacitación, los antecedentes éticos y también la experiencia política. Me parece que es un valor, no un disvalor. Frente una imagen de lo que se dice ‘rosca’, digo experiencia”, explicó Rosatti en diálogo con el colega Edi Zunino, editor del Diario Perfil. 

Ideales

“No he traicionado mis convicciones en cada momento que me tocó actuar. La percepción de afuera, en general, ha sido muy benévola. Me interesa tener los mismos ideales de cuando yo era chico”, sostuvo el juez supremo designado por el presidente Mauricio Macri junto a Carlos Rosenkrantz.

La Justicia

“Hacer justicia es una lucha contra el prejuicio. En el derecho penal, de modo explícito, el ‘hombre criminal’, l’uomo delinquente de Cesare Lombroso, hizo una escuela. Ahí tenemos una verificación completa de cómo las características físicas proyectaban sobre la presunción de inocencia consecuencias negativas que tenían determinados físicos”, argumentó el supremo en esta entrevista completa.

“La sociedades más avanzadas son las que incorporan al PBI los valores de salud, educación y calidad institucional. Se puede ser muy rico porque se tiene un recurso natural envidiable en un momento determinado. Pero ser desarrollado es otra cosa: es tener una mirada de respeto hacia el otro. Es volcar recursos a los que más lo necesitan sin que esto sea entendido como una dádiva. Es entender que todos vamos a ser viejos, jubilados, discapacitados y a tener problemas”, razonó.

Caso D’Alessio-Stornelli

Ante la consulta sobre la citación al fiscal federal, Carlos Stornelli, a través del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, Rosatti contestó: “Me presento. Es mi obligación. En este cargo, uno tiene que dar el ejemplo. Si no hay ejemplaridad moral, es muy difícil generar seguimiento de conductas”. Y agregó ante la pregunta “¿Y si no le gusta el juez?”.  “Esto no es cuestión de gustos. También puede haber jueces a los que no les guste esta Corte, pero es la Corte”, agregó.

En tanto, explicó que “si un juez me cita ante una denuncia) me presento, porque es mi obligación. En este cargo uno tiene quedar el ejemplo. Si no hay ejemplaridad moral, es muy difícil generar seguimiento de conductas. Hay que tener una vida recatada en la vida privada y la pública. La gente siempre está mirando”.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar