El Tribunal Oral Federal N 2 (TOF 2), autorizó hoy a Cristina Fernández de Kirchner a no asistir a la audiencia del próximo lunes a las 9.30 horas, por la causa “Vialidad” siempre y cuando acredite debidamente la “superposición de las funciones de la labor parlamentaria”, que pudiera tener por su cargo de senadora, de lo contrario tiene la obligación de asistir.

De esta manera, el tribunal dio lugar al pedido que había presentado su abogado, el Dr. Carlos Beraldi, en el que solicitaba la autorización para que su defendida se ausentara de las próximas audiencias. En el escrito no sólo argumenta las labores parlamentarias de la exmandataria, sino que también hacía mención del gran operativo de seguridad que debe realizarse cada vez que Cristina asiste a Comodoro Py, así como el hecho de que su defendida ya conoce las acusaciones “por haberlas leído anteriormente”.

Otra de las condiciones que presenta el TOF 2, para hacer lugar al pedido de la senadora, es que su abogado defensor informe a su defendida de todo lo sucedido durante la jornada y lo certifique. “Se le habrá de entregar al finalizar cada una de ellas una copia digital de lo acontecido y deberá acreditarlo debidamente dentro de las cuarenta y ocho horas (48 hs) subsiguientes mediante escrito suscripto por su representada”, explica la resolución del tribunal a la que accedió Tiempo Judicial.

Por otra parte, fue rechazado el pedido de Carlos Kirchner, también acusado dentro de la misma causa y detenido en la cárcel federal de Ezeiza, de participar de las audiencias por videollamada. El tribunal considera que “las motivaciones esgrimidas no resultan de una entidad mínima suficiente”, como para autorizarlo a no concurrir a las audiencias del juicio oral y público por supuestas coimas en la adjudicación de obras públicas a empresas de confianza en la provincia de Santa Cruz.

Cristina está acusada, junto a otras 12 personas, de pertenecer a una asociación ilícita que promovió el direccionamiento de fondos públicos a Santa Cruz a favor del empresario Lázaro Báez. El juicio, que comenzó  el pasado lunes 21 de mayo, se espera que dure entre 12 y 18 meses.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar