(bacn.com.ar)

El trazado de las calles porteñas da para todo. Por ejemplo, para que en Villa Pueyrredón exista
una diminuta manzana en la que sólo cabe una propiedad. Está confromada por la intersección
de Escobar y Helguera y la avenida Del Fomentista, y por sus dimensiones, está comprobado que
es la más pequeña de Buenos Aires. Como no podía ser de otra manera, se la conoce como “la
manzanita” y su dirección exacta es Escobar 3101.
Según cuentan los que más saben del barrio, la propiedad pasó por numerosas manos. Los recuerdos más antiguos datan de la década del Cuarenta, donde un matrimonio italiano y sus dos
hijos, más allá de vivir en la casa, utilizaban una de sus habitaciones como peluquería. A partir
de los Ochenta, la suerte que corrió La Manzanita fue dispar, ya que alternó períodos en los que
funcionó como verdulería, y otros en los que estuvo abandonada.
El rubro gastronómico fue el que se instaló a continuación. Una parrilla con diversos nombres de
fantasía y, seguramente, con diferentes dueños, se hizo amo y señor de la cuadra, desplegando sus sillas y mesas por sobre las atribuladas veredas. Los datos catastrales de la parcela, indican que posee una superficie total de 43 metros cuadrados, un frente de 2,39 y un fondo de 17,99 metros.

Leer nota completa en : bacn.com.ar