El empresario santacruceño detenido no había hablado nunca y hoy hizo uso de la palabra para rechazar los cargos en su contra en su declaración indagatoria en el juicio por presunto lavado de activos. ¿Qué dijo?

“He sufrido todo tipo de aprietes para culpar a la señora Cristina Kirchner y su Gobierno”, dijo Báez ante el Tribunal Oral Federal 4 en los tribunales federales de Comodoro Py.  “Me pusieron en una encerrona para que culpe a la señora Cristina Fernández y su gobierno”, agregó, pero recalcó: “Yo fui, soy y seré amigo de Néstor Kirchner”. “Jamás firmaría o diría algo falaz para perjudicar a la ex presidenta. Menos todavía teniendo noción de que esto es una persecución política contra los intereses del peronismo”, disparó.

En tanto, el empresario que afronta varios juicios en su contra dijo que lo pusieron “en una encerrona” para lograr que acusara a la “señora Cristina Fernández de Kirchner y su Gobierno” en un “ataque al modelo de país que imaginó Néstor”, al rechazar los cargos en su contra en su declaración indagatoria en el juicio por presunto lavado de activos ante el Tribunal Oral Federal 4.

“Se montó un show mediático” que derivó en la denuncia de las legisladoras lideradas por Elisa Carrió en la que se terminó involucrando a la ex presidenta y al fallecido Nestor Kirchner.También hizo referencia a la causa de Dolores donde se probó que las declaraciones de Leonardo Fariña fueron copiadas íntegramente de una denuncia de 2008 formulada por Carrió”.

En ese sentido, Baez advirtió que: “Me convertí en una víctima usada para para demonizarme a mi y por carácter transitivo a la ex presidenta Cristina Kirchner, para erosionar las elecciones legislativas de 2013 y presidenciales 2015. Para perjudicar al gobierno de entonces”. “Soy una víctima de una campaña atroz de una persecución en la que todos los poderes colaboraron y dirigido desde el Poder Ejecutivo”.

El dueño de la empresa “Austral Construcciones” es juzgado junto a sus cuatro hijos, Martín -también detenido-, Leandro, Luciana y Melina, todos procesados por “lavado de activos”. Según la acusación el grupo empresario cometió maniobras para sacar del país sin declarar los fondos generados con la obra pública en Santa Cruz.

“Fui detenido sin justificativo hace cuatro años, toda la familia Báez fue objeto de esta persecución, destruyeron a mi familia, detuvieron a uno de mis hijos, inmovilizaron mis activos, y trabaron el accionar de mis empresas, entonces fui apresado al estilo cinematográfico”, señaló el empresario al referirse a su arresto 5 de abril de 2016 en el aeropuerto de San Fernando, por orden del juez federal Sebastián Casanello.

A Lázaro Báez se lo imputa por lavado de dinero proveniente de la obra pública asignada a las empresas austral construcciones. Lleva detenido 3 años y siete meses sin probarse ningún riesgo procesal. Hasta ahora, nunca había hablado en el juicio. Su última aparición pública fue hace dos semanas, cuando dio una entrevista radial.

Se trata de dinero proveniente del circuito legal por ser pagos por obras públicas del Estado. El juicio avanza hacia su instancia de alegatos y en la Justicia estiman que la sentencia recién se conocerá en abril de 2020, cuando Báez cumpla cuatro años con prisión preventiva.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar