La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional expresó su “profunda preocupación” respecto de operaciones de espionaje ilegal de la cual habrían resultado víctimas más de 20 jueces, y que se encuentra en plena etapa de investigación en el fuero federal por el fiscal Ramiro González y el juez Caniboca Corral. (Comunicado completo a continuación).

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral investiga una presunta red de espionaje a jueces de la Corte Suprema y también estarían implicados los magistrados con sede en Comodoro Py. En la UIF investigan a los organismos que habría realizado las “escuchas ilegales”.- a su titular, Mariano Federici, y a su segunda, María Eugenia Talerico; en la AFI los apuntados son Gustavo Arribas y Silvia Majdalani; y en la AFIP investigan a una funcionaria que aprieta jueces con el acceso privilegiado a la información fiscal, reveló ayer el Destape Web.

El juez les pidió a todos estos organismos que le comuniquen “en el marco de qué investigación y con intervención de qué Magistrado, se dispuso ingresar la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones y obtener información de salidas al exterior”.

Según reveló este sitio, hay más de 20 jueces que habría sido espiados: entre ellos la camarista Ana Figueroa, al camarista Mariano Llorens y a los jueces de primera instancia Luis Rodríguez, Daniel Rafecas, Sebastián Casanello, María Eugenia Capuchetti, María Romilda Servini y al propio Canicoba Corral.  

A ellos se suman jueces de tribunales que están a cargo de juicios como Sabrina Namer, Nicolás Toselli, María Gabriela López Iñíguez, Ángel Gabriel Nardiello, Sergio Adrian Paduczak, Javier Feliciano Ríos y José Martinez Sobrino, Marcelo Aguinsky, Javier López Biscayart, Pablo Yadarola y Claudio Gutiérrez de la Cárcova. Algunos con despachos en Comodoro Py y otros en Inmigrantes, entre otros. 

Rápidos de reflejos, la AMFJN ya emitió un comunicado y se espera alguna movida de la Corte y de la otro asociación de magistrados, AJUFE, que justamente integran jueces federales. La entidad presidida por Marcelo Tagle advirtió que “seguirá el caso” y que de “verificarse esas maniobras ilícitas, de marcada gravedad institucional, se impone determinar quién y por qué las motorizaron tanto como si han sido diagramadas por particulares, funcionarios infieles aislados, una organización paraestatal”. 

“Sería más grave aún, si una institución pública que decididamente se haya volcado a esa faena ilícita incluso con algún grado de sistematicidad”.

Por último, la entidad que nuclea jueces de todo el país y de la Lista Bordó que lidera hace años la entidad sentenció que este “tipo de conductas violan gravemente el derecho a la intimidad del que también son titulares los jueces, a la par que quebrantan el estado de derecho que debe imperar en una sociedad civilizada”.

Esta Asociación se solidariza con los magistrados que habrían sido víctimas de esos ataques y seguirá con atención el curso de la investigación llevada adelante por el juez y fiscal interviniente, a quienes deseamos éxito en esa importante tarea, en procura del pronto esclarecimiento de esta perturbadora situación cerró el comunicado que acompañamos a continuación.

Comunicado AMFJN 11-10-19 (1)

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar