Órganos musicales porteños son Patrimonio Cultural

(www.buenosairessos.com.ar)

Son 71 los que integran la lista

Setenta y un órganos musicales de la ciudad de Buenos Aires considerados históricos, entre ellos los pertenecientes a las Catedrales Metropolitana y Anglicana, el Colegio Nacional Buenos Aires y las Basílicas del Santísimo Sacramento, de Nuestra Señora de la Merced y de María Auxiliadora y San Carlos además de otros templos católicos, evangélicos y sinagoga de la Congregación Israelita, por una ley sancionada por la Legislatura porteña fueron declarados Bienes integrantes del Patrimonio Cultural de los porteños.

Nuestro país cuenta con alrededor de 200 órganos musicales y casi la mitad de ellos están en circunscripción de la Ciudad de Buenos Aires. Provenientes en su mayoría de Francia, Alemania, Italia y Gran Bretaña fueron instalados entre los años 1870 y 1930, siendo muy pocos los que datan del siglo XVIII y excepcionales los correspondientes a la segunda mitad del siglo XX. Fueron fabricados por las prestigiosas Casas Constructoras Cavaillé-Coll / Merklin, J. (Francia) / E. F. Walcker, & Cie./ G. F. Steinmeyer & Strebel / August Laukhuff (Alemania), Carlo Vegezzi Bossi / Giovanni Tonoli / Giacomo Locatelli / Fratelli Serassi (Italia), Forster & Andrews / Bishop & Son / Bryceson (Gran Bretaña) y Rieger Gebrüder (Austria).

Los órganos musicales más importantes en cuanto a la cantidad de juegos, es decir grupos de tubos con el mismo timbre en el que cada tubo produce una nota, siendo cada juego similar a un instrumento complejo por el que el órgano musical sería asimilable a una orquesta de instrumentos de viento, son los pertenecientes a: la Basílica del Santísimo Sacramento, el Colegio Nacional Buenos Aires, la Basílica de Nuestra Señora de la Merced, la Basílica de María Auxiliadora y San Carlos y la Catedral de Buenos Aires, cuyos órganos musicales aunque son de menor tamaño, resultan muy significativos ya sea por su valor histórico como por sus orígenes coloniales.

“Cada órgano musical es un paradigma único, constituyendo la valoración del conjunto un caso singular de serie patrimonial ya que los instrumentos musicales presentan características comunes entrelazadas, es decir, pertenecen a un sistema regional, acotado en el tiempo, que ilustra sobre la vida, la cultura, las ideas y los productos asentados en nuestro territorio en el período mencionado”, ilustran los fundamentos del despacho de la Comisión de Cultura que aconsejó la sanción.

 

Leer nota completa en : www.buenosairessos.com.ar

Etiquetas:
Publicidad AVM Publicidad AVM Publicidad AVM

Últimas

Search