Los senadores de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires decidieron imponer su mayoría en el recinto de la Cámara Alta y aprobaron los pliegos de 41 jueces de la provincia que habían sido remitidos por la ex gobernadora en septiembre pasado luego de perder las elecciones primarias.

Esta semana, el gobernador bonaerense había solicitado al Senado bonaerense que envíe los pliegos de los magistrados propuestos por Vidal para ser revisados por la nueva gestión.

La medida se publicó en el Boletín Oficial y explica que entre los meses de junio y agosto del año 2019, el Poder Ejecutivo en ese momento a cargo de Vidal remitió al Senado diversos pliegos para la cobertura de cargos de magistrados y magistradas del Poder Judicial y del Ministerio Público, pero que aún no cuentan con acuerdo para sus designaciones. 

“Existe la necesidad de poder verificar hechos objetivos sobrevinientes que pudieran cambiar el criterio fundado originalmente. Tal estado de duda se reafirma frente a hechos de público y notorio conocimiento, susceptibles de configurar circunstancias graves que, afectando a algunos candidatos propuestos, impidan la continuidad de los respectivos actos de designación, en caso de obtenerse el acuerdo del Senado”, sostiene. 

La mayoría de Juntos por el Cambio en el Senado provincial desoyó el pedido de Kicillof y ayer aprobó los 41 pliegos. Salvo el de un candidato que está detenido por orden de la jueza Sandra Arroyo Salgado. De los 42 pliegos enviados por Vidal se aprobaron 41, toda vez que el plenario rechazó el expediente de Maximiliano Jarish para cubrir el cargo de agente fiscal en el Departamento Judicial de San Isidro.

El peronismo se retiró del recinto. También lo hizo Magario, la presidenta del Senado, quedando el vicepresidente tercero, Alejandro Cellillo, a cargo de la sesión.

La primera voz oficial que habló fue del ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, quien lamentó la medida que no fue “tomada no se interpretó el espíritu de consenso”. “El tratamiento brindado en el Senado a los pliegos de 41 jueces y fiscales desconoce las facultades indelegables que la Constitución provincial le otorga al Poder Ejecutivo en el proceso de designación de magistrados (art.175)”.

«Respeten a las mayorías, Kicillof sacó el 52 por ciento en la elección. Sé que les duele, lo entiendo. Suéltenlo, no son más gobierno», dijo el legislador del FdT, Gervasio Bozzano, y pidió aplazar la votación para seguir negociando.

En tanto, los senadores de JxC ratificaron la medida. «Hace nueve meses que la oposición no ocupa los cargos de control que debe ocupar. Si tuviéramos representantes en el Banco Provincia no estaríamos pidiendo informes para saber qué pasa», explicó Roberto Costa.

Cabe recordar que en el mes de mayo la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires le solicitó al Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo que agilicen los procedimientos para la pronta cobertura de los cargos de magistrados vacantes en la jurisdicción bonaerense. Asimismo, los integrantes del máximo tribunal bonaerense advirtieron que “la cantidad de vacantes pone en serio riesgo la prestación del servicio de justicia”.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar