El ex diputado nacional macrista, Alfredo Olmedo, resultó imputado en un confuso episodio por el presunto contrabando de una aeronave en su provincia, Salta. La nave, valuada en más de 1,4 millones de dólares, aterrizó en territorio salteño a fines del 2020. A partir de ahí, se investiga si tiene irregularidades en la compra.

En la mañana del jueves, se formalizó dicha investigación que había sido solicitada por la Unidad Fiscal de Salta, y quedó a cargo el juez federal de Garantías 2, Miguel Medina. El delito por el cual Olmedo fue imputado, es “contrabando de importación agravado por el monto de la mercadería, en grado de tentativa”.

La historia inició el 13 de diciembre, cuando la aeronave, un avión Piper Aircraft Inc, descendió en el aeropuerto internacional Martin Miguel Güemes al mando del piloto Curt Edwar Arnspiger, perteneciente a la empresa Globe Aero. La nave llegó a la ciudad de Salta sin tripulación ni pasajeros.

El problema es que no presentó al personal de la Dirección de Aduanas la “Declaración General”, que según el artículo 160 del Código Aduanero, debe presentar todo avión. La irregularidad, según informó la aduana, es la omisión de exhibir la declaración, la falta de acreditación de normas de prevención sanitaria y la contravención de una Resolución Conjunta, entre otras irregularidades que pudieron constatar.

El fiscal, también, consideró como agravante de que existía la idea de que por ser domingo y dado que sólo se trataba de una escala técnica, la aeronave no sería sometida a controles y podría pasar desapercibida. Desde la defensa del ex candidato a gobernador se rechazó la existencia de un delito. Señalaron, en forma de justificación, que los inconvenientes cometidos fueron por parte de la empresa a cargo del traslado de la aeronave comprada por Olmedo.

Desde la defensa rechazaron la existencia del delito y afirmaron que se trató de “inconvenientes cometidos por la empresa a cargo del traslado de la aeronave” adquirida por el dirigente salteño. Su abogado, Tomás Cornejo Dubois, presentó distinta documentación sobre la compra, como la factura valuada en 1.469.000 dólares, el pago en concepto de IVA a la AFIP por un monto de más de 13 millones de pesos, como así también otro pago de 26.800 dólares por el traslado de la nave.

El letrado expresó que, como mucho, puede ser una contravención, pero que no corresponde culpar a Olmedo sobre el accionar de la empresa Globe Aero. Pero, coincidió con el fiscal, Cornejo Dubois y solicitó que se libre la autorización para el traslado de la aeronave a Buenos Aires para terminar los trámites de registros y esclarecer la situación. 

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar