El gobierno bonaerense salió ayer a responderle a la Suprema Corte luego de que el tribunal cuestionara la “demora” del Ejecutivo en cubrir unas 170 vacantes de magistrados, como informó Tiempo Judicial en esta nota.

La administración de María Eugenia Vidal afirmó que desde el inicio de la gestión envió casi 500 propuestas al Senado para completar cargos de juecesfiscales, defensores oficiales y asesores tutelares de todos los fueros.

En el ministerio de Justicia que conduce Gustavo Ferrari expresaron que se comparte “la preocupación” de la Corte por el tema, pero dijeron que fueron promovidas numerosas designaciones “incluyendo las vacantes producidas en la propia Corte y en la Procuración”.

La Corte afirmó que la cantidad de cargos sin completar representa el 12,73% del total de los magistrados y advirtió sobre los inconvenientes que se registran en los juzgados por esta circunstancia. A través de una resolución, el máximo tribunal bonaerense indicó que muchas de las vacantes “deben ser subrogadas por magistrados de otros órganos, circunstancia que deja en evidencia la afectación del funcionamiento adecuado” de la Justicia.

En la cartera de Ferrari se destacó que la cantidad de propuestas realizadas por el Ejecutivo desde la asunción de Vidal ocurrió “sin perjuicio de haberse encarado, al mismo tiempo, sustanciales y profundas reformas al sistema de selección de los jueces y demás magistrados, las que tienden notoriamente tanto a mejorar esa elección, como a reducir el margen de discrecionalidad política en su designación”.

Y añadieron que “la Escuela Judicial obligatoria, la instauración de un orden de mérito que antes no existía, la mejora en los sistemas de evaluación, son todos avances ya hoy vigentes y que se lograron como parte de la extensa reforma judicial encarada por el gobierno de María Eugenia Vidal”.

“Los igualmente numerosos apartamientos de jueces y otros magistrados que también se produjeron durante el gobierno de Vidal, con el caso de la juez de Paz de San Vicente como el ejemplo más reciente, demuestran cabalmente la necesidad que había de encarar esas mejoras”, añadieron.

Desde Justicia destacaron también, como otro punto de especial interés ante el reclamo efectuado por la Suprema Corte, “la creación de la comisión del mapa judicial, ámbito en el que hoy mismo se está discutiendo la sanción de herramientas que permitan brindar un mejor servicio de justicia, con un mejor aprovechamiento de los recursos existentes”.

“El de la cobertura de vacantes es un problema histórico, por eso se avanzó con la idea de los jueces suplentes”, señalaron fuentes oficiales, quienes indicaron también que se trabaja desde la comisión del mapa judicial en otras medidas para mejorar la Justicia como la posible redistribución de organismos y de causas”.

“La Provincia impulsó numerosas designaciones, incluyendo las vacantes que se produjeron en la Procuración y en la propia Corte”, expresaron desde el ministerio en una pelea que prosigue y no se sabe cuantos capítulos más tendría.

Uno de los puntos más álgidos de ese escenario de tensión se verifica en la demorada asunción de Sergio Torres como nuevo ministro de la Corte, cuyo pliego fue aprobado en el Senado. La candidatura del juez federal de Comodoro Py fue impulsada por Vidal, pero por el momento la Corte sigue resistiendo el desembarco del todavía juez federal, ya que se le cuestiona el domicilio que declaró en la Provincia. En las últimas horas, por caso, el tribunal pidió un dictamen al Procurador.

 

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar