Vuelve la campaña del dengue

El gasto lo hacen la Ciudad de Buenos Aires y las provincias.

La nación sólo se dedica al equilibrio fiscal, que significa el equilibrio entre ingresos y gastos.

Por lo tanto, no pone un peso en una campaña por el dengue.

Es decir, que la nación va a tener plata para no gastarla en nada y -en realidad, sí, efectivamente- conseguirá bajar la tasa de estanflación a algo parecido a cero sin el más mínimo objetivo.

Exactamente igual que con cada uno de los planes económicos históricos, subplanes monetarios o medidas financieras previamente aplicadas, nadie, absolutamente nadie del gobierno da alguna pista, pauta o guía -de palabra, nomás- (no se le pide otra cosa a un Estado tan mentiroso, incluso cuando queda en manos del que dice no mentir, tal este momento) como para  que las personas que necesitan algún tipo de ayuda para enfrentar semejante marranería que sufre nuestro dinero, la tengan.

Sea como fuere, sabiendo que la necesidad de generar conciencia en el termaje crece sin piedad, en este verano, la biyuya para las campañas sólo la ponen CABA, Buenos Aires, Santa Fé, Mendoza y Córdoba. Y un poquito, Corrientes y Misiones.

Algún que otro periodista solidario a al hueso con el tema y algún que otro ensobrado de gobernadores, trata el asunto muy por encima y sin demasiada convicción.

Hay dengue y hay contagiados.

Hay que prevenir.

El hospital Muñiz está colapsado de casos positivos de Dengue.

Y en el gobierno nacional no solo se sienten inmunes al mosquito. Se muestran como sus competidores para ver quién pica mejor y chupa más sangre a la población indefensa.

 

 

 

www.diario5.com.ar

Etiquetas:
Publicidad AVM Publicidad AVM Publicidad AVM

Últimas

Search