Hace poco vi una publicación, que hablaba de mi padre: Antonio Aguilar, ex campeón Argentino y Sudamerica y vencedor de Carlos Monzon, desde ya muchas gracias.

Respuesta a Willy:

En realidad son dos las publicaciones que mencionan al ex campeón de Argentina y Sudamérica: Antonio Aguilar.
Por un lado se lo toma de referencia cuando se hace mención a los Personajes Famosos vinculados al barrio de Villa Pueyrredón y, por otro lado, lo también lo menciona el vecino José Rodríguez Pérez, en su comentario sobre dos boxeadores vinculados a Villa Pueyrredón.

Si bien Aguilar nació y murió en La Plata, y esta página web habla de los barrios porteños, bien vale una mención más extensa a su trayectoria:

Nota de El Día: https://www.eldia.com/nota/2019-3-2-4-43-16-antonio-aguilar-el-platense-que-le-gano-a-carlos-monzon-la-ciudad

«Eran los primeros años de la década de los sesentas y en el horizonte pugilístico argentino de la categoría Mediano la más prometedora figura era, sin dudas, el santafesino Carlos Monzón, pero en La Plata también había un boxeador del mismo peso y grandes cualidades técnicas pugilísticas. Era Antonio Oscar “Cacho” Aguilar.
Este hombre amable y de condición humilde era un dotado para el boxeo: elegante, tiempista y con muy buenas técnicas tanto para la defensa como para el ataque. Aguilar, nació en nuestra ciudad el 15 de octubre de 1940 y a lo lardo de casi catorce años de campaña profesional disputó 108 combates, ganando 79, 15 de ellos antes del límite; perdiendo 18 y empatando en once oportunidades.
Debutó en La Plata contra Julio López el 2 de febrero de 1962 ganando por nocaut. Y su última pelea la libró el 14 de diciembre de 1975 en Caleta Olivia frente a Pedro César Duarte perdiendo antes del límite.
“Cacho” Aguilar era un boxeador muy vistoso por su exquisita técnica. No bien debutó fue objeto de grandes halados por el periodismo especializado en box y tanto fue así que ya apenas su sexta pelea tuvo como escenario nada menos que al Luna Park; fue el 18 de agosto de 1962 en la que el platense derrotó por puntos a Rogelio Fernando Gregorutti.
Tan bueno impresión causó Aguilar que pocas semanas después, el 27 de octubre de 1962 volvió al Luna Park poniendo fuera de combate a Alfredo Eberbach.
Tuvo diez peleas en 1962, todas ganadas y exactamente la misma performance al año siguiente, sólo que en 1963 tuvo dos victorias brillantes y que lo pusieron como uno de los grandes de la categoría Mediano en el ámbito nacional, porque el 2 de agosto de ese año en Mar del Plata venció al gran Andrés Selpa y el 28 del mismo mes en el Luna Park a Carlos Monzón, en ambos casos por puntos. El santafesino se tomaría revancha de Aguilar en dos ocasiones.
En 1964, Aguilar, que seguía con todas sus peleas ganadas, combatió en ocho oportunidades, de las cuales las últimas tres fueron en Brasil.
Al año siguiente, volvió a combatir en diez ocasiones, con otros tres combates en Brasil y uno en la capital peruana pero en el Luna, en forma consecutivo empató las dos primeras peleas de su carrera, ambas frente a Celedonio Lima.
Pero, el 12 de agosto de 1965 en el Luna Park, el platense Aguilar perdió el invicto frente a Carlos Monzón en combate revancha, pero por puntos.
Transformado en una estrella saliente del boxeo nacional, Aguilar era uno de los preferidos del público que asistía al Luna Park; se mostraba como un boxeador de grandes condiciones y muy inteligente; esquivaba golpes con gran estilo y tenía una pegada potente y certera.
En la segunda mitad de 1968 Aguilar abrió el capítulo internacional de su carrera haciendo varias peleas en Italia, Francia y en Dinamarca. El 26 de mayo de 1969 llegó al Madison Square Garden, New York para derrotar al panameño Humberto Trottman. El platense oficiaba también de sparring del monarca mundial de la categoría, el italiano Nino Benvenuti.
El 11 de febrero de 1970 en Mar del Plata Monzón le ganó por nocaut en pelea en la que el santafesino puso en juego el título argentino de la categoría.
Pero meses después Monzón se convertiría en campeón mundial, con lo cual debía renunciar a su título argentino, el que pasó a manos de Aguilar por ser el primero en el ranking argentino de la categoría.
El 28 de enero de 1972 en el gimnasio de Palmeiras en Sao Paulo, Antonio Aguilar ganó el título sudamericano que estaba vacante al derrotar en fallo dividido a Alipio Colli. El 7 de julio de 1972 en nuestra ciudad retuvo el título argentino de los medianos al derrotar por puntos a Raúl Arturo Loyola.
Ese año en Sidney perdió antes de la cuenta frente a Tony Mundine, una figura en ascenso. El 2 de febrero de 1973 en la ciudad brasilera de Independencia perdió el título sudamericano al ser vencido por puntos por Luiz Carlos Fabre.
También peleó y perdió frente a figuras de prestigio internacional como Jean Claude Buttier en Francia y Rodrigo Valdés en Colombia.
Antonio “Cacho” Aguilar falleció en La Plata el 29 de junio de 2006.».

 

 

Leer nota completa en : www.barriada.com.ar