Algunos nombres curiosos, no tan curiosos, y sus razones, que tuvieron las actuales calles de Buenos Aires.

CASTO MUNITA

La calle Teodoro García (que nace en Palermo y culmina en Chacarita luego de recorrer unas 24 cuadras) tuvo varias denominaciones, antes de ser llamada así, mediante una Ordenanza de 1917. Uno de esos nombres fue Casto Munita, en homenaje a un acaudalado vecino de Belgrano que en 1883 realizó una donación para construir una escuela. Este establecimiento todavía existe, se encuentra en Cuba entre Juramento y Echeverría –frente a la plaza General Manuel Belgrano-, y también lleva su nombre. Teodoro García se denominó Casto Munita en el tramo comprendido entre Cabildo y Guevara.

La calle Hamburgo, que posee cinco cuadras en Parque Chas, también tuvo el nombre Casto Munita, previamente a 1933, año en que una Ordenanza le dio su actual nomenclatura.

OMBÚ

Es uno de los nombres que tuvo Pedro Calderón de la Barca, calle originada en Villa Luro y finalizada en Vila Devoto, tras un recorrido aproximado de 38 cuadras. Se la denominó Ombú en el tramo comprendido entre José Pedro Varela y la Avenida Francisco Beiró, figurando así en el Plano Municipal de 1904. Lo curioso, es que el motivo del nombre, responde sencillamente a la presencia de un ombú, que estaba en la intersección de esta calle y Rivadavia. El dato fue dado por Ricardo Llanes en la nota del diario La Prensa “La inventiva popular en los nombres del antiguo Municipio”).

Se recogió información de la siguiente bibliografía para la realización de este artículo:

-Las calles de Buenos Aires sus nombres desde la fundación hasta nuestros días, de Alberto Gabriel Piñeiro (Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 2003).

-Barrios, calles y plazas de la ciudad de Buenos Aires: origen y razón de sus nombres (Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 1997).

Foto: Calderón de la Barca al 3800. A principios del siglo pasado la calle se llamó ombú.

Leer nota completa en : bacn.com.ar