Algunos nombres curiosos (y sus razones) que tuvieron las actuales calles de Buenos Aires.

BOLA DE NIEVE.

La calle Lituania (foto), un pasaje apenas una cuadra, se encuentra en Villa Urquiza, a un par de cuadras de la estación que lleva el mismo nombre. Corre en forma paralela a las vías del Ferrocarril Mitre, y sus extremos son las calles Altolaguirre y Andonaegui. Tras haberse designado su pavimentación en 1926, fue nominado de este modo –en homenaje al país europeo- a través de una Ordenanza de 1927. Pero anteriormente, era conocido con otro nombre: Bola de Nieve.

Esta antigua  denominación, que llama la atención hoy en día, y hasta puede resultar cómica, tiene un fundamento. Bola de Nieve se llamaba la Sociedad de Ahorro Mutuo fundada por Camilo Guani en 1898. Esta organización tenía su sede en el hoy microcentro porteño, Cangallo (más adelante Presidente Perón) y 25 de Mayo, aunque contaba con terrenos en lo que luego sería Villa Urquiza.

DEL PRESIDIO.

Adolfo Alsina nace en el barrio de Monserrat, finalizando su recorrido unos tres kilómetros después, en Balvanera. Entre la Avenida Paseo Colón y Sánchez de Loria están sus extremos. A lo largo de su historia tuvo unas cuantas nomenclaturas. La mayor parte de sus antiguas denominaciones, no acarrea motivo para la sorpresa (San Juan Bautista, Álzaga, San Carlos, Potosí, Santa Clara). También se la conoció como Camino de la Ronda y además, tuvo otro nombre que tal vez sea el que mayor curiosidad genere: Del Presidio. Esta denominación coexistió con la de San Carlos, allá por principios del siglo XIX, con una explicación que se basa en la existencia de una cárcel en lo que actualmente es la esquina de Alsina y Tacuarí.

PUENTECITO.

Pedro de Luján es una calle de unas 14 cuadras cuya traza corre en forma paralela al Riachuelo, entre las calles Herrera (Barracas) e Iguazú (Nueva Pompeya). Tuvo, antiguamente, otro nombre: Puentecito. El motivo está relacionado con un cruce por sobre un zanjón que estaba situado en las inmediaciones de la calle en cuestión y su esquina con Santa Adelaida (hoy Goncalves Dias). Se trataría de un puente de carácter precario, que primero estuvo construido de madera para ser sustituido más adelante por una alcantarilla de mampostería. El zanjón, desembocaba en las aguas del Riachuelo. La arteria recibió oficialmente su nuevo nombre (Luján) según una ordenanza de 1939.

Se recogió información de los siguientes libros para la realización de este artículo:

-Las calles de Buenos Aires sus nombres desde la fundación hasta nuestros días, de Alberto Gabriel Piñeiro (Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 2003).

-Barrios, calles y plazas de la ciudad de Buenos Aires: origen y razón de sus nombres (Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 1997).

Leer nota completa en : bacn.com.ar