Algunos nombres curiosos, no tan curiosos, y sus razones, que tuvieron las actuales calles de Buenos Aires.

PRÍNCIPE DE ASTURIAS.

Ubicado en Monte Castro, Chriguanos es un pasaje de una cuadra, que comienza en la Avenida Segurola al 2100 y finaliza en Marcos Paz al 2300 (curiosamente a esa altura difieren en la numeración pese a ser paralelas y consecutivas). La calles se denomina de este modo a partir de una ordenanza de 1927; anteriormente, su nombre fue Príncipe de Asturias, lo que alude al título nobiliario al que se hace acreedor el heredero del trono en España. El título fue creado en 1388.

Con respecto a Chiriguanos, el nombre alude a los aborígenes guaraníes que habitaron parte de Bolivia y la región chaqueña.

GUILLERMO BATTAGLIA.

Montreal –nomenclatura que hace referencia a una ciudad de Canadá- es una calle de cinco cuadras de extensión que, situada en Villa Lugano, corre entre Corvalán al 2800 y Larraya al 3100. Llamada así como consecuencia de un decreto de 1943, llevó anteriormente el nombre de Guillermo Battaglia, como homenaje a un actor argentino nacido en 1872 y fallecido en 1913, en Montevideo, pocas horas después de haberse presentado con su compañía en un teatro de la capital uruguaya. Tuvo un sobrino, de mismo nombre y apellido, quien también fuera un destacado actor.

Pese a que una ordenanza de 1937 le impuso a la calle esa denominación, la misma no llegó a tener carácter oficial, al haber sido observada, pocos días más tarde (en diciembre de aquel año) por el Departamento Ejecutivo Municipal.

Se recogió información de la siguiente bibliografía para la realización de este artículo:

-Las calles de Buenos Aires sus nombres desde la fundación hasta nuestros días, de Alberto Gabriel Piñeiro (Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 2003).

-Barrios, calles y plazas de la ciudad de Buenos Aires: origen y razón de sus nombres (Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 1997).

Leer nota completa en : bacn.com.ar